La franquicia CuoreCare afianza su expansión con dos nuevas aperturas en las ciudades de Madrid y Vitoria

16

La red de franquicias CuoreCare no deja de sumar delegaciones en las principales ciudades del territorio español. A Barcelona y Alicante, se suman ahora Madrid y Vitoria, más una previsión de apertura en otros núcleos principales que fortalecen el posicionamiento de la marca a nivel nacional y una pronta expansión internacional.

El éxito de CuoreCare, reside en un equipo formado por profesionales de la salud y empresarios tecnológicos, que construyen la plataforma más segura, rápida y asequible para encontrar el cuidado de confianza que las familias necesitan, además de proporcionar al cuidador y la familia una plataforma informática que facilita el seguimiento del cuidado en todo momento y un apoyo por profesionales a tiempo real.

Las personas dependientes son, básicamente, personas mayores, pero también los disminuidos psíquicos, físicos y la población infantil que precisan, dependiendo de sus limitaciones, de ambientes adaptados y/o controlados y de tasas muy altas e intensivas de apoyo.

La franquicia CuoreCare propone diferentes ofertas de productos y servicios orientados a mejorar las vidas tanto de las personas más mayores como de las dependientes. La necesidad está ahí, conforme las personas se hacen mayores requieren de apoyos para los quehaceres de la vida cotidiana, estos apoyos generalmente eran ofrecidos por los propios familiares, pero la rutina y ritmo laboral que se vive hoy en día, entre otros factores, imposibilita a estos hacerse cargo y prestar la atención que ellos desearían ofrecer.

Cuidadores profesionales y de confianza es el requisito principal que las familias valoran. Los cuidadores, como cualquier otra profesión, deben ser primero personas comprometidas, con vocación y diligentes. En esta profesión, se podría decir que la calidad humana ha de ser significativamente mayor por el tipo de desempeño que llevan a cabo. Y es que el trabajo en un domicilio particular y el trabajo con una persona que precisa de apoyo y ayuda, es de los trabajos más íntimos y delicados. Por ello, se busca crear una relación más allá de lo laboral, una relación basada en la confianza y en el respeto. Para ello, es importante contar con cuidadores de plena confianza.

La plataforma de CuoreCare dispone de cuidadores que se ajustan a las necesidades familiares y, sobre todo, a las de cada persona con discapacidad. Además, facilitan a las familias multitud de información sobre los cuidadores con el fin de que puedan disponer de sus informes profesionales, tener referencias de anteriores clientes o realizar entrevistas personales.

Es también un sector estable que seguirá manteniendo el ritmo de crecimiento. CuoreCare presenta escasas barreras de entrada para abrir una franquicia, debido a que el desembolso inicial suele ser bastante accesible en la mayoría de sus formatos.

FRANQUICIA CUORECARE
Para un emprendedor interesado en montar una franquicia de CuoreCare, supone una inversión desde sólo 12.000 €. Es por ello que se posiciona como una de las inversiones más atractivas en el mercado actual de franquicias, dada la carencia de profesionalidad en el sector, competencia y gracias a un formato con bajos costes de mantenimiento y amplias posibilidades de facturación.

Otro de los puntos fuertes de la franquicia CuoreCare es la fácil gestión y el soporte que la central proporciona al franquiciado, consiguiendo así que sea un modelo de autoempleo, con unos gastos operativos mínimos que aportan solvencia y seguridad al inversor.

Para más información, se puede contactar con el departamento de expansión donde se informará sin compromiso de toda la información que se precise.

Contacto:

Borja Sánchez

911 592 558

bsanchez@tormofranquicias.es

Nota de prensa La franquicia CuoreCare afianza su expansión con dos nuevas aperturas en las ciudades de Madrid y Vitoria en comunicae.es

Solicitar más información de esta Franquicia